25.4.05

Matrimonios y adopciones homosexuales

Se aprueba el proyecto de ley al respecto, con apoyo de PSOE, IU y otros y el rechazo de PP, UDC y otros. Gran polémica, con este tema.

Supongo que los homosexuales ya podían adoptar, solo que no como pareja, sino como solteros. Imagino que la novedad vendrá en la consideración que se les de como pareja, que será caso por caso: no toda pareja por el hecho de serlo va a poder adoptar, ni siquiera tienen por qué pasar por delante de un "soltero".
En cuanto al matrimonio como contrato civil entre adultos, si las parejas heterosexuales estériles pueden firmarlo, tampoco veo nada revolucionario en esto. Si alguien conoce más detalles de la legislación actual o la que se prepara, que los comente.

Comments:
Pero ¿no era que, para la Iglesia católica, el matrimonio Civil no es matrimonio? ¿No fue ese el argumento que esa misma Iglesia esgrmió para legitimar y bendecir el matrimonio de Felipe el lento y Leticia la divorciada? Si para ellos no tiene ningún valor ¿qué les importa ccómo se utilece?
Ay! cuanta hipocresía... Tanta que ya ni la disimulan. "Sepulcros blanqueados" parece que les llamo el que ellos reclaman como su fundador- Menos mal que no existe, que se iban a enterar.
 
El matrimonio civil no es matrimonio a los ojos de Dios, pero no deja de ser una institución tomada prestada del sacramento católico, para darle sanción y figura "política". Si quieren dar una figura gubernamental a otro tipo de uniones, me parece una falta de respeto con los creyentes darle el mismo nombre, bajo la bandera del talante y la tolerancia.
 
Para "anonymus". ¿Cómo que el matrimonio civil es una institución "tomada prestada del sacramento"? ¿es que la institución matrimonial es exclusiva, e invención, de la Iglesia católica? Seguro que no es eso lo que quieres decir ¿verdad? Hay y ha habido históricamente matrimonios fuera de la Iglesia católica (las bodas de Canaan, sin ir más lejos...) y fuera de cualquier Iglesia, como institución meramente social, eso sí legislada y ordenada por el derecho civil. De hecho es esa ordenación, ahora y en todos los tiempos, lo que hace del matrimonio una institución (que no un sacramento, desde luego, ni lo pretende). Luego y aparte, cada cual pude, si quiere, escoger el ritual que más le guste, o el que le imponga su credo religioso.
 
Qué fácil es olvidar la tradición católica de España e irse a buscar referencias a un pasado remoto...
 
Personalmente la union fisico-mental de dos personas existe desde hace mucho antes de la iglesia, y de la religion. No olvidemos que las religiones nacieron como el consenso de todo este tipo de conocimientos y hechos humanos. Luego se pervirtió y se transformo en una nueva forma de poder mas eficiente y poderosa por chantaje, usando las mas profundas e innatas debilidades del ser humano.

La realidad es que el matrimonio es un acto civil, un compromiso legal que nace de esa constumbre de union anterior a las religiones, pero institucionalizadas y fomentadas por las mismas religiones.

Y la constitucion es clara ante eso: no hay desigualdad por sexo, religion, etc...

No puede haber diferencias civiles, y menos por algo tan intimo y personal (y puestos ya tambien irrelevante) como es la sexualidad.

O dicho de otra forma: ¿pagan menos impuestos por sex homosexuales? Pues no , logico.

La iglesia se supone que deberia dar ejemplo, y seguir el mensaje de jesus, y dar ejemplo lo da, porque nos muestra el mensaje de jesus haciendo totalmente su antitesis.

Nuevo mensaje de la religion ¿quieres seguir a jesucristo? Ya no hace falta leer, estudiar, ni saber nada. Basta con llevar la contraria a la iglesia.

Y la iglesia no creo que profese mucho amor y respeto, declarando la Guerra a un determinado tipo de personas. Si, la guerra, porque gastan energia en hacerles el mal, en impedir que se casen o adopten hijos... (otro tema que dicen ser muy discutible y yo solo lo veo de un color muy claro)

Los moderados.. solo tienen un argumento ya por esgrimir, la semantica.

"el matrinomio es la union entre un hoimbre y una mujer", y tienen razon. Dicen que se casen los homosexuales, y todo el rollo, pero que no lo llamen matrimonio. Bueno, es el honor del derrotado. Eso no cambia nada. Y si nos ponemos en pellejo de linguista, podriamos dar una buena conferencia sobre la evolucion y trasnformacion del significado de las palabras...

¿la pregunta que les lanzo es? ¿cual es el real motivo de esta caceria, de esta negativa incuestionable y absurda?
Pues la respuesta esta en el verdadero interes de toda institucion. Si llegamos a una libertad sexual plena, aborto, eutanasia... Y aplicamos un codigo moral acorde a nuestro tiempo y dictado por nuestro sentido comun.. pues la iglesia dejaria de tener palabra en nuestro mundo. yo lo veo simple.
 
Añado una mencion a una frase que lei en el periodico y que ofrece una clara perspectiva acerca del sofisma homosexual:

"Decir que la homosexualidad ataca a la familia es como decir que la practica de otras religiones ataca a la iglesia" Bueno, no es textual pero venia a decir eso...
 
Tenemos tan presente la tradición católica de este país (que no se dice este país que se dice España) que precisamente por eso volvemos a decir, sin cansarnos: sepárenme bien Iglesia y Estado... que cuando se confunden pasan cosas muy feas... [en el próximo capítulo separaremos Estado y gobierno].
Sr. anonymous: ¿insinua usted que el matrimonio es una institución exclusivamente católica? ¿no le parecen referencias a un pasado remoto el conjunto de dogmas de la Iglesia? ¿no hay "talante y tolerancia" en el Evangelio? ¿ha hablado usted con Dios para preguntarle qué es y qué no a sus ojos matrimonio?
 
Muy interesante el primer comentario de "El angel caido", especialmente su último párrafo. Porque en él se plantea la cuestion de la amenaza que representa para el poder la autogestion de nuestros cuerpos. Efectivamente, el aborto, la eutanasia, hasta el suicidio, son una amenaza para el poder establecido, precisamente por que son producto de nuestra libertad individual. Y un modo particular de autogestionar nuestro cuerpo y nuestra vida es autogestionar nuestra sexualidad, nuestro placer. Recordemos como vinculaba Foucault sexualidad, poder y castigo. Releamos "Surveiller et punir" (vigilar y castigar) Y no olvidemos a W. Reich y su defensa -quizá en exceso entusiasta- del poder del orgasmo.
 
"¿insinua usted que el matrimonio es una institución exclusivamente católica? ¿no le parecen referencias a un pasado remoto el conjunto de dogmas de la Iglesia? ¿no hay "talante y tolerancia" en el Evangelio? ¿ha hablado usted con Dios para preguntarle qué es y qué no a sus ojos matrimonio?"

Primera pregunta: El matrimonio no es una institucion. La iglesia catolica es una institucion. Bajo esa institucion, el matrimonio es un sacramento. Y si, para los catolicos el matrimonio es exclusividad de ellos, lo que hay en otras religiones... no son matrimonio, son parecidos. Y si pudieran, harian patentes de sacramentos y dogmas, como con el software o los medicamentos.

Tercera pregunta: el evangenlio fue reescrito en el siglo 3. Aun asi, y a pesar de los cambios a conveniencia, se destaca que la actual institucion lo usa, pero en su contenido poco realmente tiene que ver.

Cuarta pregunta: Si es catolico le dira que mediante la fe, o cada vez que reza, o a traves de la estatua de escrivá de balaguer (¿¿alguien sabe cuales eran sus verdaderos apellidos antes de comprar unos aristocráticos???). Yo no he hablado con dios, pero hable con el diablo y con el Emperador palpatine, y ambos estaban de acuerdo: El matrimonio es el comienzo del odio entre dos personas que se amaban... ;-)

Melanipa... Me quedo con esas recomendaciones literarias que no he leido, pero tengo ganas..
 
jejeje, me encanta esto

Podemos entender institución como cosa establecida o fundada, y el matrimonio está establecido aunque no se sepa en que momento de la historia o prehistoria alguien se casó la primera vez. También parece que es una forma de organización fundamental de la sociedad, viendo el interés que tienen algunos en casarse. Obviamente no es un órgano constitucional del poder soberano, otro de los sentidos de la palabra, como tampoco lo es la Iglesia. Pero está bien que reflexionemos sobre las palabras que elegimos, seamos "moderados" ;)
Me puede parecer estupendo que al católico no le parezcan matrimonios ni el de mi tía divorciada, ni el de aquellos que se casan por otro rito o el de dos personas del mismo sexo. Pero de lo que va esto es de que nuestro Estado proteja los derechos de todas esas personas. Y yo ya no insisto más.
[Sobre patentes de sacramentos, mira la discografía de Juan Pablo II en wikipedia, yo ya estoy buscándola en redes p2p para amenizarme los sábados noche]
Sobre hablar con Dios y el Diablo, yo también lo hice y descubrí que son el mismo. Me recetaron antipsicóticos, así que ya no se lo cuento a nadie. No sea que acabe como Juana de Arco...

Melanipa: Vigilar y Castigar está en casa y lo hemos comentado. En cuanto tenga un rato lo abordo. ¿Se puede imaginar alguien que la edición de Siglo XXI estuviese en PDF en la mula? ¿A que sería increíble?
 
Si minusvaloramos a la semántica, ¿qué nos queda?

Según el diccionario de la RAE, y según el sentir común de los hispanoparlantes, hay en castellano al menos tantas acepciones y giros sobre el matrimonio católico como sobre el matrimonio civil. Esto me parece significativo.

Podrían decir los católicos-lingüistas, y creo que no les faltaría razón, que el término "matrimonio", por su evolución histórica, lleva asociados una serie de conceptos, ideas y sentimientos, algo que no tienen, por ejemplo, las "parejas de hecho". Aún no se sabe -o apenas- lo que es, en la práctica, una "pareja de hecho". Todo el mundo sabe lo que es un "matrimonio", lo que conlleva, para lo bueno y para lo malo.

Podría arguïrse que, al secuestrar el término matrimonio para su uso civil, más allá de la actual casi-coincidencia con el uso católico, los nuevos usuarios se están arrogando de una serie de valores añadidos que aún no se han ganado. Que se unan en contrato, y abrámonos también a tríos y comunidades diversas (¿por qué no, mientras todos estén de acuerdo?)... pero que se ganen las connotaciones y denotaciones que conlleve el nombre que le den a su unión, y que no tomen prestado el de un ente ya establecido.
 
A "lingüista". Diría yo que un matrimonio civil y un matrimonio religioso difieren sobre todo en que: en el primero la disolución del vínculo depende de los tribunales y la legislación ordinarios, se llama "divorcio" y se concede a todos aquellos que deciden solicitarlo, mientras que en el caso del segundo, la disolución de llama "anulación" , depende del tribunal romano de "la Santa Rota" y su concesión parece ser más ¿cómo diríamos, completa, aleatoria...? bueno, no sé. Se dice a veces "venal" , pero no seremos nosotros quienes lo digamos.
En cuanto al resto, el compromiso viene a ser el mismo: fidelidad, apoyo mútuo... Bueno sí, hay otra diferencia, en el matrimonio civil no te exigen que engendres, o que no lo impidas.
Efectivamente, la posibilidad -en principio- de engendrar un hijo en común es lo que diferenciaría a las parejas heterosexuales de las homosexuales. Pero, como "noticias.blog" comentaba más arriba, si las parejas heterosexuales estériles (por no hablar de las que deciden libremente no ser padres) son consideradas matrimonio y reconocidas como tal ¿donde está el problema?.
Los sentimientos y el deseo de compromiso mutuo, se les suponen igualmente a las parejas homo y hetero. Y, también en ambos casos, la posibilidad de que haya que disolver el vínculo porque el compromiso se revele inviable para los conyuges, es una realidad.
 
¡Qué gracia me hacen los que se escudan en la etimología para defender sus posturas!
Las palabras y su significado evolucionan ¡y el mundo no se acaba!

¿Alguien recuerda lo que era la patria potestad? ¿Y el patrimonio?
 
Para el ultimo "anónimo": Patria potestad y patrimonio, como es bien sabido, vienen de "pater/patri" o sea "padre". De donde viene "patriarca", el padre/varón que manda, "patriarcado" , poder de los padres, de los varones. Y esas palabras, como todas, respondieron a una situación de hecho, la del poder de los varones.
Si la situación cambia, las palabras para designarla necesariamente cambiarán. Así ha ocurrido cuando, en el caso de la ley modificada que nos ocupa, se habla de "cónyuges" en lugar de "marido y mujer". Estoy, sin embargo, de acuerdo en que, en el futuro, habra que ajustar con más exactitud otros términos a la realidad designada. Por ejemplo, no acaba de ser efectivo sustituir "padre y madre" por "progenitores", si la pareja de la que se habla no ha participado equitativamente, aportando respectivamente óvulo y esperma, en la generación del niño del que se ocupan y cuidan y educan. porque no lo han generado ambos. Es más complejo, e interesante el caso de las parejas lesbianas, donde una puede donar el óvulo que, trás la fecundación, puede ser implantado en el útero de la otra. Es evidente que "gestación" ("llevar" al niño) no equivale a pro-generarlo (eso sólo lo hacen óvulo y esperma), pero si que se "compartiría" en cierto modo la maternidad. Las parejas de varones lo tienen un poco más difícil en este terreno, ambos pueden ser donantes de semen, pero cada hijo nacido lo será de uno de los padres, nunca de los dos.No hay "paternidad compartida" no hay, en realidad "progenitores", en plural, referido a la pareja masculina. Y en tanto que "matrimonio" incluye la raíz "matri" de "mater", madre. Es obvio que, podría ser usado con justeza para las uniones entre mujeres, que son madres en potencia, aunque no necesariamente en acto, como ocurre con las que se unen a varones. No debería serlo, en buena ley lingüistica, para designar la unión exclusivamente entre varones que estan biológicamente incapacitados para la maternidad.
Todo esto es cierto y debería llevar, en el futuro, a un ajuste terminológico. Ahora bien. Ningún cambio/ajuste en aras del rigor y la coherencia lingüística tiene porque alterar, ni debe hacerlo, el status de las parejas homosexuales ante la ley, a todos lo efectos.
Lo que sin embargo sería contraproducente, es utilizar expresiones contrafácticas. Pero la carga simbólica de la palabra "matrimonio" -la única con la que hasta el momento se han designado la uniones que se pretenden estables, y cuyo compromiso se quiere hacer público y reclama ser socialmente reconocido es tan fuerte que será una tarea larga introducir los cambios y matices necesarios para que "significante" (las palabras) y "designado" (los hechos) se correspondan de modo coherente.
 
Publicar un comentario

<< Home
|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?