1.4.05

¿Se muere el Papa?

Hoy también rescatamos un tema que ya tratamos hace unas semanas: el Papa se muere, y las altas esferas de la iglesia católica elegirán a otro. Acabo de leer una carta abierta al Colegio de Cardenales sobre el papado que necesita la iglesia católica: un papado con más ciencia, para tener autoridad en bioética, más activo contra la globalización económica, como exponente del materialismo secular que mina el sentimiento religioso y más dialogante con el Islam, que además de competidor es aliado contra el enemigo común que ese materialismo. Una lectura interesante. Veremos qué ocurre realmente.

Comments:
Ahora que el Santo Padre es Historia (con mayúsculas), me surge la duda de el tratamiento más correcto, con esto quiero decir neutral en el sentido de la justicia y el rigor historico, que se le debe dar. Algunos medios lo presentan como una especie de Gandhi del cristianismo de final del siglo XX. Se citan los innumerables viajes que realizó, y se dicen números y más números sobre su pontificado.

Sus últimos meses, con achaques contínuos, habrían aconsejado para cualquier otro oficio distinto sin dudarlo una jubilación inmediata. Pero no, la Iglesia es distinta, el Papa deseaba un final así, un final que mostrase un esfuerzo y una tenacidad más allá, que mostrase un amor por encima de su propia salud. Este amor para mí es difícil de entender como tal. Entreveo un vago paralelismo con sufrimientos y martirios tan admirados por la cristiandad como muestra de santidad, pero eso es solamente con el velo de la fe. La devoción de multitudes seguramente no tardará en solicitar la beatificación y todo lo que sigue...

No creo que se le deba un tratamiento de héroe (aunque para muchos lo sea), pero es indudable su papel protagonista en este final de siglo. Ha sido muy abierto para algunas cosas (como su relación con otras confesiones y regímenes políticos), y muy cerrado para otras (ahí quedan sus reproches a las reformas de Zapatero). No creo que el mundo se encuentre solo ante un camino sin guía. Esto quizá lo sientan algunos cristianos, pero la humanidad sigue adelante con y sin gurús.
 
¿qué es mejor, qué la Iglesia Católica siga mostrando su rostro tridentino, el de la jerarquía que ha prevalecido secularmente, o que simule adaptarse a los tiempos? A mi entender la segunda posibilidad es la más dañina. Si se interesa arteramente por la ciencia podrá argumentar habilmente contra la capacidad humana de decisión y libre elección. En cambio, si se empecina en posiciones ilógicas y afirmaciones contrafacticas, seguirá poniendose escandalosamente en evidencia. Claro que este supuesto sólo es válido entre quienes tengan cierta capacidad reflexiva, un mínimo de pensamiento crítico.
La cuestión aún no resuelta es ¿puede el ser humano, en su mayoría, prescindir de mitos salvíficos? ¿puede asumir en soledad la responsabilidad de sus actos en una situación, en un mundo, en el que se encuentra sin haberlo elegido?
 
Respondiendo a ewazoo, creo que podremos juzgar las acciones de este Papa mejor cuando llevemos una década del siguiente papado, y podamos comparar (muchos no hemos conocido a ningún otro).

Respondiendo al anónimo: obviamente, el "qué es mejor" no tiene una respuesta única. Entiendo que quiere decir "mejor para la humanidad en general y los católicos en particular, y peor para la alta jerarquía clerical". Por tanto, su argumento debe entenderse al revés, y lo más probable que haga la iglesia sea seguir las "vías arteras" de las que habla, dada la baja influencia que tienen las bases en esta organización.
Su segundo punto es, efectivamente, el interesante. ¿Es capaz el ser humano de esto? Y, si no lo es, ¿se trata de una limitación implícita e inevitable o cultural y por tanto en principio superable?
 
Publicar un comentario

<< Home
|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?