19.5.05

Beatificación acelerada

Benedicto XVI anuncia la apertura del proceso de beatificación de Juan Pablo II, menos de dos meses después de su muerte. La beatificación de la Madre Teresa comenzó 14 meses después de su muerte (y concluyó cinco años después). La norma clásica era esperar al menos cinco años después de la muerte antes de iniciar el proceso de beatificación. Pío X, por ejemplo, murió en 1914 y fue canonizado 40 años después.

Desde luego, no sería justo acusar a la iglesia católica -en especial- por sucumbir a esta aceleración, a esta prisa generalizada que plaga la sociedad occidental. Las noticias deben darse al instante, y, si es posible, en vivo (¿a quién le interesa el análisis cuando podemos tener primeros planos de la sangre y las lágrimas?). Las guerras son noticia, las posguerras, rara vez (y la búsqueda de las causas últimas de las noticias, aún más raramente).

NOTA: Seguimos recogiendo preguntas para las entrevistas (vide infra). Tenemos pocas, necesitamos tu colaboración.

Comments:
Es puro "marketing", comercialización en castellano. Juan Pablo II supo hacer de sí mismo hasta tal punto una figura mediática, que su resplandor eclipsó en una parte importante, no diré totalmente, lo que podían ser desencuentros con una gran mayoría de la población, incluso católica. Recordemos, por ejemplo (y no es el único) todo lo referido a la moral sexual. Pero con sus viajes, su actitud deportista, hasta que las enfermedades y el atentado que sufrió lo fueron limitando, su "buena planta", su simpatía, su actitud "cercana" (pienso en sus numerosísimas visitas, estrechando manos, besando y bendiciendo bebés, besando el asfalto de los aeropuertos, siempre sonriendo...) Y pienso tambien es sus últimos años, en su empeño de mostrar su sufrimiento "urbe et orbe" (empeño absolutamente legítimo, por otra parte, eran su sufrimiento, su imagen y su intimidad) conviertiendo así su figura en la de un mártir.

En la era del impacto de la imagen, y teniendo pendiente todavía construirse una propia, tan "popular" y carismática como la del pasado Papa, (empresa como poco , peliaguda, habido cuenta de su pasado doctrinal y laboral) el ex cardenal Ratzinger no ha querido dejar pasar una oportunidad de oro para vincular su nombre y su figura a la de un "pastor amadísimo" por el rebaño.
Sinceramente, no creo que le baste. Pero ¿quien sabe? El rebaño necesita confiar en quien le guía, por eso es rebaño.
 
Lease . URBI ET ORBE (en la ciudad y en el mundo)
 
Juan Pablo II fue un buen hombre que llegó aser obispo de Roma o Papa. La pregunta que nos debmos hacer es si fue tan señalado como para ser puesto como modelo para los cristianos.

A esa pregunta, ahora se añade el de la oportunidad, ¿es bueno que se acelere el proceso de beatificación de Juan Pablo II?

Me quedo respondiendo la primera, si Karol Wojtyla debe ser canonizado. Mi respuesta es que no, aunque ello no signifique que le desee ningún mal o me parezca mal que otros si lo vean como canonizable. Creo que Wojtyla, siendo buena persona, no debiera ser puesto de modelo de cristiano para el siglo XXI. Creo que su modelo de cristianismo no corresponde a las exigencias del siglo XXI. Puede haber uso modernos, tales como los medios de comunicación, pero el trasfondo del mensaje entiendo que queda anclado en un pasado que como tal se ha quedado atrás.

Karol Wojtyla representa un intento de restauración de los grandes valores de la cristiandad, representa un icono mediático, que aunque con autoridad moral, no logró suscitar el impulso necesario que necesitaba la Iglesia. Por ello entiendo que no es un modelo de cristiano, apesar d elo muchoq ue ha hecho por la paz y por los derechos humanos (que él mismo negaba dentro de la Iglesia)

Y una vez aclarado que creo que no deben canonizarle, está la sigueinte cuestión; la velocidad de la misma. Creo que obedece en una huída hacia adelante del mismo paradigma religiosos que vivió Juan Pablo II, y que espero que Ratzinger con otras cosas sea capaz de situarnos en una verdad mucho más humanitaria y menos dogmática.
 
... la santidad ha decaído mucho desde la canonización de perlas como josemaría escrivá...
 
Los militares se ponen medallas los unos a los otros y los católicos se beatifican. Yo particularmente le doy el mismo valor a una medalla que a una beatificacion.
 
Es decir... Ninguno.
 
Melanipa, gracias por tu intervención, aguda como es habitual en tí, y quede para el recuerdo tu frase "El rebaño necesita confiar en quien le guía, por eso es rebaño.".

Pello, muchísimas gracias por tu intervención. En estos temas, como en todos, las opiniones e informaciones de quienes viven el asunto de cerca son de inestimable valor. Sigue con nosotros, por favor :)

Misósofos, creo que exageras tu simplificación cuando niegas el valor que da una comunidad o sociedad de humanos a uno de sus miembros. Las medallas de los militares tienen un claro valor dentro del ejército, más aún (por lo menos frecuente) tiene la canonización dentro de la iglesia. De forma similar, la comunidad académica-universitaria hace profesores eméritos a algunos de sus miembros, los cineastas y escritores se conceden estatuillas o medallas de otro tipo...
Quizá lo que quieres es demostrar una falta de aprecio por estas comunidades, mediante el desprecio por sus respectivas formas de respeto a sus miembros destacados. Eso no le quita relevancia al tema que comentábamos.
 
Publicar un comentario

<< Home
|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?